Berlín

Berlín es famosa por sus coquetos restaurantes y centros comerciales frecuentados, en su mayoría, por multitudes de jóvenes. Es llamada a causa de esto “la capital de los solteros”. Todo aquel que visite la ciudad buscará, como primera medida, los más destacados lugares en que se halle la preciada cerveza alemana, principal fuente para esos encuentros. Asimismo, resulta un dato importante que su población es mayormente joven y en las calles no se observa gente por encima de los 60 años.

Posee un clima bastante tropical en los veranos, tanto así, que en muy pocas oportunidades vemos el cielo empañado de gris en esa época y, por tal motivo, es la ciudad más calida de Alemania. Los inviernos registran temperaturas de hasta 0º C en los meses de diciembre, enero y febrero. Es en esa estación donde Berlín queda cubierto por un manto blanco debido a las vitales nevadas.

Si visita este hermoso lugar podrá notar la calma que lo envuelve. Muchos turistas residentes de países ensordecedores y presos de la vorágine deciden pasar por Berlín, conocida por su silencio en esplendor. En los locales comerciales podemos notar como familias con niños pequeños permanecen tranquilos y pasean sin caprichos de por medio, imagen bastante común en sitios como ese. En Berlín resulta todo lo contrario, la gente es amena, taciturna, razón fundamental por la que se registran muy pocos casos de stress.

Está de más nombrar sus principales atracciones a las que hemos dedicado varios párrafos ya. Lugares emblemáticos que nos permiten viajar por la historia de Berlín y que hoy cuentan con un aspecto renovado casi en su totalidad, dejando de lado aquel pasado de batallas perdidas y ganadas a través de una arquitectura moderna y rozagante.

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu visita adaptando la navegación a tus preferencias.
Para seguir navegando tienes que Aceptar las política de cookies. Más información